107 trabajadores de Coposa fueron homenajeados por años de servicio en la empresa.

Previous Next

Los trabajadores de Coposa fueron homenajeados en un sencillo pero emotivo acto, que contó con la asistencia de la directiva de la organización y su capital humano.

Durante el evento realizado en Acarigua, el presidente de Coposa  Antonio Rodríguez, felicitó a los trabajadores en su día, al tiempo que condecoró a aquellos con años de servicios ininterrumpidos en la empresa.

De esta manera, el personal con 5, 10, 15, 20, 25, 30, 35 y hasta 40 años recibieron el tributo a la constancia, dedicación y compromiso hacia una organización que nació en 1974, gracias al esfuerzo de un grupo de más  de 153 accionistas, en su mayoría agricultores,  quienes se propusieron  aprovechar los frutos de los suelos fértiles del estado Portuguesa, para llevarlos a la mesa de los venezolanos, creando el poderoso centro agroindustrial que es hoy Coposa.

 Ese trabajo  se fue fortaleciendo con el tiempo,  gracias a la voluntad de un equipo que profesó los mismos  ideales y que hoy, a pesar de la coyuntura,  sigue fiel a los valores y principios de una organización pionera en Venezuela.

“Sin duda, lo que nos ha permitido seguir y mantenernos, ha sido la responsabilidad y la constancia de cada uno de ustedes,  por hacer del trabajo un valor y una actividad productiva”, señaló Rodríguez durante su discurso.

Un ejemplo de ello lo constituye Ángel Alfonso Mendoza Mendoza, del departamento de Envasado de Aceite,  a quien se le reconocieron sus 4 décadas de labor ininterrumpida en Coposa, donde ha sabido demostrar su pasión y dedicación por el trabajo, a lo largo de este tiempo.

Durante el evento también se rindió un tributo  Pablo Nelo, trabajador incansable del área de Envasado de Aceite, quien falleció en mayo de este año. Su trayectoria de 35 años en Coposa fue reconocida y aplaudida por la audiencia, quien también guardó un minuto de silencio en su nombre.

Además del reconocimiento post morten y botón por años de servicios recibido por sus familiares, Nelo fue recordado por sus compañeros, quienes a través de anécdotas compartidas con los asistentes, perfilaron el carácter bondadoso y comprometido de un hombre que trabajó por y para la organización.

De esta manera, Coposa, honró el trabajo como pieza fundamental de lucha, reconociendo la labor de sus trabajadores, quienes han acompañado a la organización durante estos 45 años de crecimiento.

¡Hoy más que nunca nos sentimos orgullosos de nuestra tierra, orgullosos de nuestra gente!